Instituto de Desarrollo Regional

Viernes, 18 Noviembre 2011 12:14

BUENAS PERSPECTIVAS PARA EL COMPLEJO PORTUARIO FRANCÉS

Le Havre crece con la diversificación

Al fuerte tradicional de mercaderías perecederas, ahora le suma la manipulación de grandes cargas de proyecto. 

El puerto fluvial multimodal de la Alta Borgoña, situado 120 kilómetros de Paris, congregó a un centenar de responsables y profesionales de los puertos de Gron y Le Havre. Tras un año de actividad, la barcaza fluvial Logiyonne ha transportado 4.000 TEUs y 170 cargas excepcionales o pesadas. Las claves del éxito: una excelente cooperación entre la Cámara de Comercio e Industria de la región Yonne, el operador fluvial y el Puerto de Le Havre. La perspectiva de desarrollo apunta a nuevos equipamientos en el Puerto de Gron y un objetivo de 5.000 Teus anuales (200 de mercancías pesadas).
Dos operaciones vienen a confirmar el auge de la actividad de mercancías excepcionales en Le Havre. Por una parte, un tanque de 32 toneladas de peso y 4,35 metros de altura fabricado por Foure Lagadec ha sido expedido desde la fábrica de Le Havre a su destino en Bielorrusia. El material ha sido cargado por Lpo Sogena en un contenedor de 40 pies flat. El material se embarcó en la Terminal de Francia en el CMA CGM Pelleas.
Otro tráfico a destacar fue el envío de 62 cajas, tres de las cuales eran mercancías pesadas, por Dresser Rand. Contenían material destinado a una plataforma petrolífera implantada en Abu Dhabi. Las operaciones de embalaje fueron realizadas por Soflog Telis. Dichos equipamientos fueron cargados en el muelle Bougainville de Le Havre a bordo del M/V Atlant Trina, buque fletado por Tramar. Las operaciones de manipulación fueron realizadas por TN.

Alimentos

Otra base fundamental que apuntala el crecimiento de Le Havre son los alimentos perecederos. Una de las empresas instaladas en el puerto es Tang Frères, líder en el sector de la alimentación asiática. Cuenta con 500 empleados y 30.000 m2 de almacén, principalmente en la región de Paris/Île-de-France. La cifra de negocios de la empresa supera actualmente los 140 millones de euros.
Para Prasit Damlosinh, responsable del Servicio de Importación y Exportación de Tang Frères la elección de Le Havre tiene varias razones.
“Es el principal en toda Europa en lo relativo a la importación proveniente de Asia. Ese factor nos supone un ahorro de tiempo de aproximadamente una semana con respecto a otros puertos del mismo rango de Europa del Norte.
Por otro lado, Le Havre está cerca de nuestro mercado principal, la región de Paris/Île-de-France, que es donde se encuentran nuestras tiendas y almacenes. Por todo ello, Le Havre es para nosotros el ‘puerto natural’ del mercado parisino. Además de las ventajas geográficas, nuestros almacenes de la zona industrial y portuaria están perfectamente conectados con el hinterland. A todas esas ventajas, habría que añadir la calidad de las infraestructuras y del equipamiento”, señaló el directivo.
En opinión de Prasit Damlosinh, “los europeos consumen cada vez más productos alimentarios asiáticos. En el caso de las importaciones de Tang Frères, la mitad proviene de Tailandia, un tercio de China, y el resto de otros países del sudeste asiático. Y, según nuestra perspectiva, la importación y la exportación registrarán un considerable aumento durante los próximos años”.
Hoy, el 85 % del volumen de Tang Frères transita por el Puerto de Le Havre.
Cuando a raíz de la reforma portuaria de Francia, tuvieron lugar los conflictos, las navieras desviaron el 10 % de las mercancías de Tang Frères a los puertos de Europa del Norte. Esa situación originó para la empresa sobre costos, retrasos en las entregas y roturas de stock en productos de temporada.
“Debo señalar que el equipo de Le Havre hizo todo lo posible por minimizar las consecuencias. Para empezar, los agentes de carga se mostraron muy reactivos, gracias a lo cual los desvíos fueron escasos. Por otro lado, la cooperación, la atención y la eficacia de los servicios aduaneros, fitosanitarios y veterinarios facilitaron enormemente la circulación de las mercancías durante los disturbios que precedieron la entrada en vigor de la reforma portuaria.
Además, la autoridad portuaria nos prestó una ayuda inestimable al darnos consejos de gran valor.
Por todo ello, la empresa Tang Frères renueva su confianza en el Puerto de Le Havre, donde, de hecho, vuelve a tener el mismo volumen de actividades que en la temporada previa a los altercados”, reconoció Prasit Damlosinh.

Lo más leído

Patrocinadores

Auspiciantes