Instituto de Desarrollo Regional

Miércoles, 28 Marzo 2012 11:32

Puerto de Rosario abrió un nuevo depósito fiscal a cielo abierto

Terminal Puerto de Rosario (TPR) anunció ayer que concretó la habilitación de su segundo depósito a cielo abierto de 23.000 m2 apto para depósito de graneles.

La plazoleta esta ubicada en la zona sur del área concesionada y permitirá depositar cargas bajo el régimen de depósito fiscal, cumpliendo con los requisitos que exige la Aduana para algunas importaciones, exportaciones, o mercaderías en tránsito, reduciendo notoriamente los costos aduaneros y facilitando la operatoria.

TPR ya tiene un depósito fiscal operativo, pero antes de incentivar su modernización la empresa estuvo focalizada en la recuperación de otras áreas y atendiendo otras urgencias causadas por la implosión de la anterior gestión.

Pero en ese tiempo, Murchison llegó al Depósito Fiscal del Aeropuerto y los depósitos de Portar y Binder ampliaron instalaciones ocupando más espacios y ganando negocios 

Pero ahora el Puerto vuelve a escena,  y si bien la inversión se empezó a planificar bastante antes de las complicaciones que provocaron las trabas a las importaciones que estableció el gobierno nacional y que están bajando el volumen del comercio exterior argentino, en TPR  decidieron seguir adelante con la ampliación. 

Además, la concesionaria de las terminales I y II del puerto informó ayer que completaron la incorporación de 6 nuevos equipos de alta tecnología que permitirán incrementar la productividad de las tareas portuarias.

En efecto, para optimizar el rendimiento en sus cargas, incorporó dos Sennebogen, dos Telestacker Conveyor y dos Jump Conveyor.

Las Sennebogen son grúas de última generación que permiten la carga y descarga de graneles con una capacidad de carga de 40 toneladas en aproximadamente 6 o 7 minutos, dependiendo del peso específico de la mercadería.

Las Telestackers son cintas transportadoras con una capacidad de carga de 1200 toneladas hora, con un mecanismo extensible que les permite alcanzar una longitud de hasta 60 metros, diseñadas para la carga buques de más de 11 metros de calado aéreo y permitir alcanzar tres bodegas de un buque tipo Panamax desde una misma posición en muelle.

Finalmente, las Jump Conveyor son cintas planas fijas de última generación que serán utilizadas para alimentar a las Telestackers.

“Mediante estas incorporaciones tecnológicas, el Puerto podrá efectuar sus operaciones con más rapidez y eficiencia en el traslado de graneles, y gracias a la plazoleta fiscal, tener un espacio para depósito fiscal de todo tipo de mercadería, mejorando ampliamente sus servicios”, señalaron desde la compañía.

Lo más leído

Patrocinadores

Auspiciantes