Instituto de Desarrollo Regional

Martes, 23 Noviembre 2010 12:30

Diamante rearma su estrategia para crecer

Cumplir con las normas de seguridad correspondientes, poner a punto la infraestructura y la capacidad de carga. Todo para "colocar al puerto en el mundo".

El que habla es Juan Carlos Favotti, presidente del Ente Autárquico del puerto de Diamante, en Entre Ríos, quien hace algunas semanas festejó el comienzo de los trabajos de dragado en la terminal, la última de ultramar del Paraná y próxima a dos capitales -Paraná y Santa Fe-.

Los diamantinos sueñan con concretar el ansiado enlace ferrovial con Coronda, en la vecina orilla santafecina porque, argumentan, eso les daría un gran handicap para terminar de posicionarse como la puerta de salida para las cargas que llegan desde el noroeste del país: "Seríamos el primer puerto de ultramar para Tucumán, Salta, Jujuy y Córdoba", se entusiasma Favotti.

"Hay antecedentes del interés de ambas ciudades para concretar el proyecto, incluso anteriores a la construcción del túnel subfluvial (que une Paraná y Santa Fe). Es sabido que tiene mucho mejor condición la unión entre Diamante y Coronda que Victoria-Rosario (entre las que se construyó un puente), donde son 60 km agresivos en los que se hicieron terraplenes. Nosotros, por el contrario, tenemos una pendiente muy alta desde la costa de Diamante hasta las primeras islas en donde es casi el ancho del canal, y después hay una serie de albardones hasta llegar a Coronda. En la época de la presidencia de Menem se planteó el tema y había fondos para esto y sanciones de normas de las legislaturas de Entre Ríos y Santa Fe declarando el proyecto de interés", agregó.

Diamante es un puerto netamente cerealero. Hace casi una década salieron por la terminal 1.200.000 toneladas, pero eso fue antes de la construcción del puente Rosario-Victoria y de que la falta de dragado complicara la operatoria, aclaró Favotti.

El año pasado la provincia de Entre Ríos, por medio de la Secretaría de Transporte hizo un convenio que empezó a gestionarse en septiembre de 2009 con la Secretaría de Vías Navegables de la Nación que desembolsó tres millones de pesos que sirvieron para poner a punto la Draga 402.

"Apenas llegó a Diamante, se hizo un dragado de urgencia que permitió, gracias a la altura del río que estaba en alrededor de 4 metros, el acceso de 11 buques y una gran cantidad de barcazas, cosa que hizo que hasta el mes pasado se duplicara el movimiento del puerto respecto del mismo período del año pasado. Hasta octubre han salido alrededor de 360.000 toneladas en 11 buques y 30 barcazas", estimó Favotti.

El puerto tiene dos terminales: una, privada, que la de Cargill SA. La otra, un muelle provincial que es en el que el presidente del Ente Autárquico pone especial énfasis. "Es muy importante retomar la actividad de nuestro muelle provincial. Recientemente se hizo una carga de arroz a granel, una práctica alternativa a la que hemos estado desarrollando con maíz, soja y trigo", dijo antes de contar que entre los planes oficiales figura dotar de tecnología a los galpones del puerto.

Florencia Carbone
LA NACION

Lo más leído

Patrocinadores

Auspiciantes