Instituto de Desarrollo Regional

Jueves, 02 Diciembre 2010 10:14

El NEA y Paraguay coinciden en una estrategia conjunta de integración y desarrollo

Dirigentes políticos coincidieron ayer en la necesidad de diseñar una agenda de trabajo conjunto para gestionar y concretar las obras estratégicas de integración e inserción regional y mundial del NEA y de la República del Paraguay.

En ese contexto, los representantes de tres de las cuatro provincias de la región y el enviado del vecino país ponderaron la importancia y urgencia del Gasoducto del NEA y de la Hidrovía Paraná-Paraguay, con una extensión hacia el alto Paraná y el vínculo con Brasil, socio estratégico de Argentina en el Mercosur. Fue ese el trasfondo del Primer Encuentro para el Desarrollo de Grandes Obras y la Integración Regional “Visión”, convocado por el Distrito 4845 del Rótary Internacional en conjunto con el gobierno provincial.
La iniciativa tuvo ayer una amplia convocatoria en el Hotel Amerian de Resistencia, con representatividad política, empresaria e institucional a través de múltiples organizaciones intermedias. Tras la apertura a cargo del gobernador del Distrito 4845 del Rotary Internacional, Rubén Piceda, se sucedieron las exposiciones de los representantes de las provincias integrantes de la región: Marcelo Bacigaluppi, subsecretario de Obras Públicas de Misiones; el vicegobernador de Corrientes, Pedro Braillard Poccard; Marcio Schussmuller Nery, coordinador para Paraguay de la Zona de Integración del Centro Oeste de América del Sur (Zicosur); y el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich. La gran ausente fue Formosa, que no envió representantes del Ejecutivo provincial.
El encuentro que reunió ayer durante tres horas a la clase dirigente, política y empresaria fue un ámbito para repasar y analizar las grandes obras proyectadas en la región, necesarias para el desarrollo económico y social de las provincias argentinas del NEA y de la República del Paraguay. De esta manera, coincidieron en unir esfuerzos y definir una agenda de trabajo representativa de los intereses comunes que unen a la zona, y con la premisa de gestionar las obras necesarias para potenciar el desarrollo productivo, socio-económico y cultural.

Una región atractiva para inversores
Durante la apertura del evento, el contador Piceda consideró fundamental tener un horizonte para trazar las grandes metas de la región: “La visión es lo que queremos ser”, subrayó antes de la proyección de un video institucional exhibido durante la cumbre de San Diego, cuna del rotarismo mundial. La proyección resumió en imágenes y números la potencialidad del NEA y del Paraguay.
“Tenemos problemas serios pero no insuperables. Esta es una región castigada por grandes sequías o inundaciones, pero justamente eso nos forma y nos consolida para enfrentar las adversidades”, reflexionó. Enseguida, destacó el potencial de crecimiento en un contexto mundial de expansión de las demandas y el consumo de agroalimentos, biocombustibles y otros productos.
Al respecto, consideró que esta zona necesita para el desarrollo “legislación nacional diferenciada en materia impositiva, laboral, previsional y de políticas financieras”. “Queremos una región atractiva a la inversión porque cuando los inversores adviertan el potencial de esta región y de que las grandes obras están en marcha, no dudo que invertirán porque hay demanda y mercado para lo que producimos”, concluyó.

Por una verdadera integración
El primero de los dirigentes políticos en exponer fue el representante de Misiones, Marcelo Bacigaluppi, quien destacó el cambio de paradigma desde un país con eje central en Buenos Aires hacia una nación más solidaria y con una política que llega al interior profundo.
En ese marco, el subsecretario de Obras Públicas consideró esencial la adecuación de infraestructuras a un mundo que cambió en los últimos 20 años. Así, dijo que aquella política centralizada desatendió el desarrollo de las provincias periféricas: “Cuando había que hacer obras en las provincias se manejaban con los números fríos de la economía. Pero esto cambió desde el 2001, con una política solidaria y social, donde la infraestructura tiende a abarcar todo el ámbito de la república para que los habitantes tengamos posibilidades de una mejor calidad de vida”, subrayó.
Por eso, puso como una obra fundamental e impostergable, el gasoducto del NEA y pidió la extensión de la Hidrovía Paraná- Paraguay hacia el alto Paraná. “Pareciera que la hidrovía termina en Confluencia. En Misiones no termina la Argentina, sino que comienza porque estamos insertos en una cuña en Brasil y Paraguay. Por eso es una obra central para los negocios con el principal socio del Mercosur”, sostuvo.
Bacigaluppi habló así de complementación entre las obras ejecutadas en la represa binacional de Yaciretá y el potencial del Alto Paraná. “Tenemos que asociarnos las provincias en toda la parte portuaria, porque van a venir a estos lugares porque el transporte vendrá por ese lado del Alto Paraná”, graficó.
En segundo término, el vicegobernador de Corrientes, Pedro Braillard Poccard ofreció un amplio panorama en materia de obras viales y puentes que desarrolla su provincia, y señaló que la magnitud de algunas obras requiere la acción conjunta de varias jurisdicciones. “Desde hace muchos años se viene luchando por el segundo puente Chaco-Corrientes, que algunos dicen que para Chaco no es prioridad”, tiró. En ese marco, el funcionario destacó la necesidad de la segunda vía para canalizar el transporte que pasa por el corredor bioceánico. “El segundo puente es una urgencia que no admite dilaciones. Por eso estimo que dentro de la agenda con nuestros vecinos chaqueños, esta obra debe ser prioridad”, indicó.
Por último, Braillard Poccard convocó a nutrir una agenda de trabajo común entre las cuatro provincias del NEA y el Paraguay. “Es fundamental una agenda de obras porque es la única manera de peticionar con la fuerza suficiente ante el gobierno nacional. Porque existe una profunda convicción de que esta región es la más postergada y merece un tratamiento especial”, concluyó.

“Un limón para cada chinito”
A su turno, el coordinador para Paraguay de la Zicosur, Marcio Schussmuller Nery dimensionó la importancia estratégica de la zona que incluye al NEA y NOA, el norte de Chile, Bolivia, sur de Perú, Paraguay y la zona de Mato Grosso do Sul, en Brasil. “Si accedemos al mercado asiático, que tiene más de 3.000 millones de consumidores, a través de los diez corredores del Pacífico, ahorraremos más de 8.000 kilómetros de distancia en transporte fluvial y marítimo”, graficó.
Con ese fundamento, destacó la importancia de la integración regional para conformar una oferta única y llegar a ese enorme mercado asiático. “Los mercados están consumiendo agroalimentos. Este año, en base a cuatro materias primas, Paraguay tuvo el mayor crecimiento del PBI de América Latina”, enfatizó.
Como cierre y graficando las dimensiones del mercado asiático, dijo: “Comen de mañana, tarde y noche. Son 3.000 millones de habitantes. Vamos a venderles un limón a cada chinito. Qué lindo país”, aseguró, no sin antes generar risas en toda la concurrencia. Y valoró que la Zicosur tiene vastas riquezas naturales y productivas, que deben ser aprovechadas y ofrecidas para atraer los recursos económicos y tecnológicos que poseen otras potencias mundiales.

Lo más leído

Patrocinadores

Auspiciantes