Instituto de Desarrollo Regional

Noticias

Por Emiliano Galli | LA NACION

 

La reestructuración de los servicios de transporte marítimo internacional es una práctica tan típica de la industria como los acuerdos comerciales entre líneas (joint services), que comparten barcos y espacios de bodega en un mismo tráfico.

En estos días, un sector en Rosario mostró signos parciales de preocupación y tildó de "abandono" del puerto lo que en rigor no es más que una reestructuración de servicios.

La psicología también se aplica a los puertos: refuerzan su personalidad cuando llega un nuevo buque, se deprimen cuando el buque discontinúa temporalmente sus recaladas y sienten un rechazo "el consuelo" de continuar con barcazas en reemplazo del buque.

Un buque es una unidad económica: si gana plata se queda; si pierde, no conviene que se quede. Además, no es que Rosario pierda su conexión "con el mundo", la reemplaza: de Montevideo o un puerto brasileño (con MSC) pasa a Buenos Aires (con CARE), puerto que sólo puede tocar con un armador nacional. Dedicar un buque de más de 1500 TEU para subsidiar a los cargadores que sólo ocupan el 25% de su bodega es solidaridad, no negocio.

Hay algo que a muchos les resulta ininteligible. Y detrás de una pelea epidérmica, el verdadero problema sigue a sus anchas. Esto es, que nadie quiere el transbordo en puerto argentino porque esto demora el tratamiento de mercadería exportada por parte de la Aduana, que no entra en razones al respecto, sin importar la cantidad de veces que puertos y armadores se lo reclamaron.

MSC no abandona Rosario, un buque suyo sí. Y continúa de la mano de CARE, compañía del armador nacional Maruba, que desde su última parada obligada lleva una 12 de giros en tiempo y forma.

En tanto, Maruba continúa recibiendo buques: el último de ellos, el San Nicolás, es un containero para el cabotaje patagónico con Buenos Aires y a fines de la semana próxima llegaría otro granelero de 90.000 toneladas y desde Maruba aseguran "que no van a descuidar los puertos argentinos y el cabotaje".

Miércoles, 15 Febrero 2012 11:27

Inversiones en los puertos bonaerenses

 

La provincia informó que, en 2012, el Estado y los privados desembolsarán más de US$ 1300 millones; venta de barcazas a Brasil

 

El ministro de Producción, Ciencia y Tecnología, Cristian Breitenstein, anunció que el total de inversiones anuales que se realizarán en los puertos autónomos de la provincia de Buenos Aires "superará los 1300 millones de dólares, en materia pública y privada".

Por medio de un comunicado que difundió la cartera, el funcionario dijo que eso "no hace más que ratificar una mayor competitividad, logística e infraestructura vinculada al desarrollo tecnológico portuario que incrementará las exportaciones de la provincia".

Breitenstein, que informó al gobernador Daniel Scioli sobre la situación del sector durante 2011 -registró un récord de exportaciones con 28.000 millones de dólares-, se reunió la semana última con responsables de consorcios portuarios.

"Las inversiones anunciadas implican obras de dragado en los canales de acceso que permitirán el ingreso de barcos de gran porte y mayor salida de productos nacionales", explicó.

La información oficial detalló que, en materia de inversiones, el puerto de La Plata está construyendo un muelle sobre Río Santiago a terminar antes de fin de año, por 50 millones de pesos, además de haber obtenido el crédito de Fonplata por US$6,5 millones para la realización de otro similar, con la finalidad de licitar en el transcurso del año.

Su titular, Daniel Rodríguez Paz, informó que la empresa TEC La Plata desarrolla una terminal para 400.000 contenedores por US$ 200 millones, de los cuales 150 millones están destinados a la construcción de sus muelles y playa de contenedores, y el resto al nuevo canal.

Por su parte, el responsable del Consorcio del Puerto de Quequén, José Luis De Gregorio, explicó que este año realizarán una inversión de US$ 40 millones para profundizar el dragado del canal de acceso y así ampliar la capacidad operativa de éste.

San Pedro, el principal puerto cargador de frutas cítricas del país, anunció una inversión de 7.500.000 pesos para el mantenimiento del canal navegable y área de maniobras. El presidente del Consorcio local, Mariano Veiga, comentó que en marzo se inaugurará la red de incendio del lugar por un monto de 150.000 pesos.

En tanto, el titular del Consorcio del Puerto de Bahía Blanca, Hugo Bilbao, informó que durante este año realizarán una importante inversión portuaria que incluye el dragado de mantenimiento y profundización -por primera vez se llegará de 45 a 50 pies de calado-, gracias a la financiación de la Corporación Andina de Fomento (CAF), que destinará algo más de US$ 120 millones en los próximos cinco años.

Allí opera la empresa Vale Do Rio Doce, con una inversión de US$ 700 millones, que generará en su pico de construcción 5000 puestos de trabajo y 350 fijos cuando se encuentre en plena operación. Asimismo, la terminal de cereales Toepfer desarrolla un proyecto de ampliación de un muelle, mientras que la empresa AES consignará US$ 280 millones para la Central Termoeléctrica de 400 megavatios, para estar en operaciones entre 2014 y 2015.

Por último, el puerto de Mar del Plata cuenta con un acuerdo entre el gobierno nacional y el provincial por un aporte de 180 millones de pesos, por integrar en partes iguales, para el dragado de un banco de arena en el acceso, que habilita la llegada de cruceros y contenedores.

Oferta a Brasil

La ministra de Industria, Débora Giorgi, y el embajador argentino en Brasil, Luis Kreckler, se reunieron con representantes de los trabajadores de la industria naval y de astilleros nacionales, para desarrollar una oferta de barcazas, remolcadores y servicios de ingeniería con destino a Brasil por lo menos por US$ 400 millones al año, informó Telam.

Giorgi destacó que las presidentas Cristina Fernández de Kirchner y Dilma Rousseff señalaron oportunamente a la industria naval como un sector clave para la integración productiva entre ambos países.

Los funcionarios impulsan un acuerdo con Brasil para que los astilleros argentinos puedan exportar barcazas y remolcadores para abastecer a empresas del vecino país.

El Ministerio de Industria dispuso, para financiar la fabricación de las barcazas y los remolcadores, el Crédito del Bicentenario que otorga el gobierno nacional, a 9,9% de tasa fija en pesos y a cinco años de plazo con uno de gracia.

En la reunión estuvieron, además, el secretario general del Sindicato Argentino de Obreros Navales, Cayo Ayala, el titular de la Federación Naval, Pablo Noel, y el titular de Asociación Bonaerense de la Industria Naval, Horacio Tettamanti.

El Enapro, preocupado por el impacto en los medios
 
Rosario se quedó sin el barco más grande de contenedores que llegaba a sus muelles. Pero para Care, la naviera argentina, es una posibilidad de crecer y dejar atrás “el lastre de imagen inestable” que se forjó en 2010.

Autor: Mariano Galíndez / Patricio Dobal

Fuente: Punto Biz

 

La comunidad logística regional busca la forma de reacomodar el negocio de los contenedores tras la decisión de MSC, la naviera internacional, de levantar su frecuencia semanal por el Puerto de Rosario.


Tras coincidir en que MSC no volverá en el corto plazo a traer su buque porta contenedores y que como las trabas a las importaciones y la crisis financiera global fuerza ajustes en todos los armadores es difícil que otra naviera top mundial ocupe su lugar, agentes de carga, funcionarios del Enapro, directores de TPR, y despachantes de Aduana coincidieron en que por el movimiento actual y proyectado (50,000 teus al año) hay suficiente capacidad de bodega con la operatoria de Líneas Feeder (vinculada a Murchison) y Care (del armador argentino Maruba), que conectan a Rosario con Montevideo y Buenos Aires.

 

Es más, Care –a quien MSC señaló como alternativa para enviar los contenedores a Zárate, puerto del que no se retira, para allí hacer el trasbordo– envió ayer un comunicado en el que calcula que tiene bodega suficiente para “640 teus con 9,000 toneladas cada 9/10 días en Rosario, aun habiendo extendido nuestro esquema para atender al norte hasta el puerto de Santa Fe”. Es más, la naviera señala que está funcionando bien su alianza con MSC, que lo convirtió en “uno de sus proveedores de alimentación en el bajo Paraná”.

Más allá de su propio negocio, Care insiste que ante el nuevo escensario “no se descarta operar buques más chicos en el río, inclusive sobre Rosario, ya fuera por parte de navieras extranjeras y también lo tiene en carpeta Maruba, ya que una integración de barcazas hasta Buenos Aires y pequeños buques alimentadores hasta Montevideo y el Sur de Brasil, pudiera ser la figura de logística consolidada más apropiada en el futuro inmediato”.

 

En definitiva, a diferencia de complejo oleaginoso regional, Rosario va tomando la forma de “puerto feeder” que abastece y alimenta a las terminales concentradoras como son Montevideo y Buenos Aires (que están en torno al millón de teus al año), una figura común en el negocio del transporte fluvio-martítimo mundial.

 

 

 

Care asegura que es previsible

 

Además de aprovechar el escenario para sumar teus a su línea, Care quiere aprovechar la oportunidad para dejar atrás, como ella misma admite en el comunicado, “su imagen inestable, que todavía quizás opere negativamente en determinados bolsillos del mercado”

 

Es más, Care reconoce que “durante el año 2010 se atravesaron momentos harto difíciles que han hecho peligrar la estabilidad de muchos servicios prestados por el grupo”, realidad que forjó su imagen de imprevisible en materia de plazos de arribo y salida, un tema muy delicado para el negocio logístico.

 

Pero luego asegura que mediante “las alianzas y las medidas tomadas durante el 2011 para afianzarnos” opera hoy con normalidad y confiabilidad. Es más, dice que “desde que ha salido del dique-seco el empujador Piray Guazú en Octubre del 2011 se realizaron ya sin problemas once (11) viajes redondos cumpliendo las fechas y las expectativas del mercado”.

 


Miedo a los diarios

Además de ajustar el esquema de puerto alimentador, el presidente del Enapro, Ángel Elías, también dedicó su tiempo a sugerir a empresarios del sector tratar de no llevar este tema a los medios para no dañar la imagen del puerto.

 

Así se lo dijeron a punto biz dos fuentes que participaron el miércoles de una reunión en el Enapro para analizar la situación post-salida de MSC, encuentro que Elías desmintió su existencia cuando se lo consultó ese mismo día por los resultados y temas charlados. Hay que recordad que el Enapro viene de estar varios meses tomado por el sindicato Portuario a raíz del Puerto de la Música.

 

Más allá de esa preocupación mediática, en el Enapro sostienen, tal como punto biz viene informando desde anteayer, que la decisión de MSC de dejar de traer su buque fue tomada por razone ajenas a la región (ajuste corporativo global y medidas del gobierno nacional) y que no implica que levante sus operaciones comerciales en la ciudad.

 

Precisamente, la hipótesis de trabajo del Enapro es ver el vaso medio lleno diciendo que MSC sigue en la ciudad, por más que el puerto haya perdido a su buque porta-contenedores más grande y ya sea una postal del pasado la imagen de esa embarcación operando semanalmente en Rosario contenedores

 

“Estamos en contacto permanente con representantes de MSC y Maruba, firma esta última, quien se haría cargo del transporte de los contenedores que antes eran subidos la nave de la compañía suiza”, planteó a punto biz Elías.“Sabemos que la prestación de Care va a ser muy eficiente, de lo contrario MSC no les encomendaría sus cargas”, expresó el directivo.

 

El aspecto económico fue otro elemento importante que Elías quiso dejar en claro. “MSC nos confirmó que no van a presentarse alteraciones en los costos. Los valores serán similares a los que se cobraban con los buques de la multinacional”, aseguró el funcionario al frente del Ente. Las comunicaciones con Terminal Puerto Rosario (TPR) también son constantes y el objetivo a largo plazo, más allá de evitar que haya problemas en las operaciones de Care, es sumar más líneas que amarren en la costa rosarina.

 

Movía contenedores a Uruguay y Brasil desde 2008
La información tomó por sorpresa a los operadores logísticos, que están muy preocupados por el fuerte impacto que causa. Reunión de urgencia con el Enapro. ¿Por qué se fue?
Autor: Mariano Galíndez

Fuente: Punto Biz

La línea marítima Mediterrannean Shipping Company (MSC), armador líder a nivel mundial, dejó de operar por el puerto de Rosario, una pérdida logística de importancia para las terminales locales porque se trata de la principal transportista de contenedores que llega a los muelles de la ciudad.

Sorpresivamente, la compañía –que es de capitales suizos y conectaba desde 2008 a Rosario con Brasil y Uruguay – avisó esta semana a los operadores logísticos de la región que ya no enviará embarcaciones porta contenedores a Rosario, si bien aclaró que seguirá teniendo presencia comercial en la zona.

Como alternativa, MSC sugirió a las logísticas que lleven por camión las cargas al puerto de Zárate, dónde sí seguirá operando, o que las lleven vía la barcaza Care, que une Rosario con Buenos Aires con escala en ese puerto bonaerense, para hacer allí el trasbordo a sus embarcaciones.

Pero ninguna le cierra a los operadores logísticos: llevar en camión la carga a Zárate encarece el flete y la línea de Care, del armador argentino Maruba, no ofrece, sostienen en el sector, la previsibilidad necesaria en materia de tiempos.

En su comunicación, MSC no abundó sobre las razones de la retirada. Y ante la consulta de punto biz, voceros de la empresa desistieron de hacer mayores comentarios.

No obstante, extraoficialmente punto biz averiguó que la salida de Rosario está en el marco de una política corporativa de ajuste global de la naviera ante los sacudones que provoca la crisis financiera internacional. Además, la decisión de reducir su exposición también fue impulsada por la política del gobierno nacional de frenar importaciones, que provoca una fuerte baja en el tránsito de contenedores.

La gota que rebalsó el vaso para MSC fueron las millonarias pérdidas que les produjo el tránsito cortado en la hidrovía durante 10 días por la varadura del buque liberiano a la altura de Arroyo seco a finales de enero

¿Qué dice TPR?

En definitiva, la calidad de los servicios portuarios de TPR y el volumen de negocios de comercio exterior que genera la ciudad (que no escapa a las generalidades del país ante la política restrictiva de importaciones del gobierno) no tuvieron nada que ver con la decisión de MSC de abandonar la ciudad.

“Lo que no te mata, te fortalece”, resaltó ayer a punto biz Gustavo Nardelli, directivo de TPR. Si bien reconoció que el impacto es muy duro para las terminales, ratificó la continuidad de las inversiones operativas en los muelles. “El volumen de movimiento que genera Rosario es contenedores es bueno, y todavía hay mucho más por explotar. No hay que descartar que en el futuro MSC pueda volver o que ahora otras líneas de su misma importancia mundial quieran aprovechar para desembarcar; nosotros seguiremos trabajando para ofrecer el mejor servicio para las cargas”, agregó Nardelli.

Conocida la noticia, operadores logísticos, muy preocupados por el impacto, se comunicaron de urgencia con autoridades del Enapro, quienes convocaron para un almuerzo mañana.

El retiro de MSC, que operaba por Rosario con un barco con capacidad para 1,300 teus, no llega en un buen momento. Es que TPR, que con su nueva gestión mejoró notablemente la calidad del managment, estaba haciendo importantes inversiones operativas (grúas, plazoletas, depósito fiscal) para levantar el movimiento de contenedores, una tarea muy difícil por las restricciones que pone el gobierno a las importaciones, y sin MSC el tráfico bajará notablemente, al menos en un primer momento. Es que el puerto pierde su principal línea de conexión ya que la que ofrece CARE recibe recurrentes las críticas por la irregularidad de la frecuencia y el feeder que conecta la ciudad con Montevideo debe madurar más. MSC era la estrella, no sólo por el movimiento, sino que porque su presenciale permitía a Rosario jugar en otra categoría al figurar en los grandes mapas del negocio del transporte fluvio-marítimo.

MSC empezó a operar por Rosario en 2008 con una frecuencia semanal regular. Incluso, que no haya descontinuado su frecuencia por Rosario fue vital para que no sea aún más traumático el cambio de concesionario que ocurrió en 2010 tras implosionar el management a cargo de Guillermo Salazar Boero.

ESTIMAN QUE EN 2011 LOS ENVÍOS PESQUEROS CERRARON EN U$S 1.500 MILLONES

Dos buques petroleros y un porta contenedores amarraron en la terminal portuaria, operando casi en simultáneo. 

Dos buques petroleros y un porta contenedores amarraron en el Puerto de Mar del Plata, operando casi en simultáneo y con normalidad. La habitual escala del portacontenedores de la firma Maersk coincidió con las operaciones en el puerto marplatense de dos buques tanques, uno que amarró en el muelle de inflamables, para completar la descarga de unos 4,4 millones de litros de combustible, y otro que tiene destino de reparaciones en un astillero en esa ciudad.
El Erria V, de 105 metros de eslora, ingresó a la terminal marítima marplatense con autorización para abastecer de 4.400 m3 de gasoil a los depósitos de la posta que está ubicada sobre la escollera sur.
Luego, se produjo el arribo del porta contenedores Maersk Falmouth, de 135 metros de eslora, que así cumplió su paso semanal para ingresar mercaderías de importación y despachar otras generadas en Mar del Plata y la zona, que tienen destino en mercados internacionales.
El Consorcio Portuario Regional Mar del Plata también autorizó el ingresó del petrolero Erria Maria, de 113 metros de eslora, quien fue destinado a completar tareas de reparaciones y mantenimiento a cargo del astillero Servicios Portuarios Integrales (SPI).

En toneladas

En esta escala, el Falmouth llegó con 160 contenedores, entre los cuales había envíos de café para la firma Cabrales, hilados para industrias textiles de Raúl Maissonave, calamar congelado y otras materias primas destinadas a otras empresas que operan en la ciudad costera.
En estos envíos, figuran pescados y mariscos procesados y envasados en las plantas pesqueras marplatenses, miel y maquinaria industrial.
Los derivados de la pesca se destacan entre los envíos al exterior que se realizan desde Mar del Plata, con una presencia mayoritaria en las exportaciones del sector. Según estadísticas oficiales difundidas por el Servicio de Sanidad Animal (Senasa), en la Argentina, esas exportaciones, durante 2011, alcanzaron a 424.669 toneladas hasta el 30 de noviembre último.
El detalle discriminado de envíos da cuenta que 265.732 toneladas correspondieron a pescados, con ingresos por u$s 648 millones. Otras 28.504 toneladas de harina de pescado representaron operaciones por u$s 29 millones y 130.433 toneladas de mariscos beneficiaron al país con u$s 631 millones.
Si se tienen en cuenta los resultados de diciembre último, cuyas cifras aún no fueron oficializadas, se estima que las exportaciones del sector pesquero habrían cerrado en 2011 con valores cercanos a los
u$s 1.500 millones, casi un 15% más de los u$s 1.345 millones alcanzados en 2010.

Banco de arena

En octubre del año pasado, se firmó un convenio para llamar a licitación a fin de dragar el banco de arena en el acceso del puerto de Mar del Plata y su refulado sobre las playas, que demandará $ 180 millones.
El documento los firmaron el subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Ricardo Lujan, el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi y el intendente Gustavo Pulti. En un acto realizado en la Universidad Tecnológica Nacional, participaron también el titular del Consorcio Portuario Regional, Eduardo Pezzati.
Pulti, en esa oportunidad, señaló que el puerto, al estar habilitado para hacer el llamado a licitación, abrirá las puertas para remover más de 1.200.000 metros cúbicos de arena en la boca de acceso al puerto.

Lo más leído

Patrocinadores

Auspiciantes