Instituto de Desarrollo Regional

Noticias

Miércoles, 23 Marzo 2011 11:36

Una inauguración con múltiples mensajes

Terminal de cruceros

 La Presidenta encabezó un acto en el que se colaron las elecciones y confirmó futuras inversiones en el puerto

 
Una inauguración con múltiples mensajes
Con los empresarios y funcionarios, la Presidenta recorrió la terminal.

Florencia Carbone
LA NACION

La inauguración de la nueva terminal de cruceros sirvió como excusa para enviar múltiples mensajes.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aprovechó el acto que se hizo la semana última para dirigirse al público interno y externo, a los gremialistas, a la oposición y a los empresarios.

"Estamos inaugurando la terminal de cruceros más importante de América del Sur, es un regalo que nos hacemos todos los argentinos con una inversión importante", arrancó. De inmediato agregó: "Estos números desmitifican esas cosas que se dicen que no hay inversión extranjera".

Dubai Port World (DP), concesionaria de la terminal hasta octubre de 2019, invirtió 90 millones de pesos en la obra que incluyó la reconstrucción total del edificio que tiene ahora una superficie de 12.300 metros cuadrados (se aumentaron las prestaciones y la capacidad de 120.000 pasajeros por temporada a más de 600.000) y la ampliación de muelles (se amplió el tercer espigón para poder recibir dos buques con esloras mayores a 300 metros, simultáneamente).

El nuevo edificio consta de dos plantas y una sala de espera con capacidad para 2000 personas. Además, se construyeron dos sectores de check-in independientes con un total de 100 puestos de trabajo, y un depósito para equipajes con capacidad para más de 12.000 valijas. En la primera planta se ubicaron las oficinas de Interpol, Aduana, Migraciones (con 20 puestos), Administración General de Puertos, Senasa y 70 mostradores de chequeo y el preembarque.

Amenizado por los bombos de los diferentes gremios que siguieron el acto desde atrás de una valla, con carteles, gorros y chalecos que identificaban a las diferentes agrupaciones, los líderes sindicales fueron ubicados en la primera fila: Hugo Moyano (fue el último en llegar, sobre la hora), Julio Piumato, Enrique Omar Suárez (Sindicato Obreros Marítimos Unidos), Oscar Schmid (Dragado y Balizamiento) y Cayo Ayala (Federación Marítimo Portuaria y de la Industria Naval), entre otros. Más atrás se ubicó Juan Corvalán (Sindicato Unidos Portuarios Argentinos).

El palco, encabezado por la Presidenta fue casi una reunión de gabinete. Estuvieron presentes cinco ministros: Julio De Vido (Planificación), Enrique Meyer (Turismo), Arturo Puricelli (Defensa), y los precandidatos a jefe de gobierno porteño Carlos Tomada (Trabajo) y Amado Boudou (Economía) quienes hicieron acuse de recibo del guiño irónico de la mandataria.

"Es muy importante atender bien a los turistas que vienen para que vuelvan, y para que además les cuenten a otros lo linda que está Buenos Aires... y lo linda que la podemos hacer todavía", dijo sonriendo.

Destacó que la obra supone la creación de 300 puestos de trabajo permanentes y constituye un "impulso muy importante para el turismo en Buenos Aires", ya que se estima que, sólo por los cruceros se incrementarán los ingresos de la ciudad en unos cien millones de dólares por año.

"Cada pasajero de crucero genera siete puestos de trabajo en la Argentina, y además es un pasajero que gasta por encima la media, casi el triple que un turista promedio", aseguró la Presidenta.

En la temporada 2010-2011, la Capital recibirá 135 buques blancos con más de 365.000 turistas, lo que representará, en cifra de visitantes, un nuevo récord para la ciudad.

En el escenario también se ubicaron el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi; el interventor en la AGP, Oscar Vecslir; y los representantes de la empresa: el sultán Bin Sulayem, presidente del directorio de DP World, Matthew Leech, presidente de América, y Gustavo Figuerola, gerente general de Terminales Río de la Plata (TRP).

La Presidenta anunció además que los inversores árabes destinarán 300 millones de dólares para la ampliación del puerto de Buenos Aires, en la operación con contenedores, lo que, según dijo, además de demostrar que la inversión extranjera sigue creciendo y que "hay confianza en el país", "lo convertirá en el más importante de Sudamérica".

Mirando a los representantes de la empresa, dijo: "De nuestra parte, las garantías de que las condiciones macroeconómicas de este modelo se van a seguir manteniendo y vamos a seguir en este camino".

Al ser consultado por LA NACION, el presidente para América de DP World, comentó: "Para tener el mejor puerto de América del Sur es necesario hacer inversiones. Eso es lo que planteamos y el Gobierno, que es pragmático, lo entendió bien".

Luego habló sobre otras obras "muy importantes" que el grupo llevó adelante en la región -como las realizadas en el puerto peruano del Callao, con una inversión que rondó los 500 millones de dólares- y destacó la confianza en la Argentina. "Conocemos los sube y baja de aquí pero lo importante es mirar el largo plazo. Confiamos en el país", aseguró.

DP World, operador de las terminales 1, 2 y 3 en Puerto Nuevo como TRP, es uno de los principales gerenciadores de terminales portuarias en el mundo, con 45 terminales de contenedores en 29 países (su capacidad de operación excede los 50 millones de TEU).

90
TRP invirtió $ 90 millones en la nueva terminal y la ampliación del tercer espigón.

12.300
Son los m2 del nuevo edificio que tiene ahora capacidad para atender a 600.000 pasajeros por temporada.

12.000
Valijas pueden almacenarse en el nuevo depósito.

El viejo edificio fue desmantelado; la nueva terminal Benito Quinquela Martín tiene una sala de espera con capacidad para 2000 pasajeros y depósito para 12.000 valijas

 Los gobernadores Binner, Capitanich y Urribarri, junto a Schiavi y Luján, durante el acto realizado en el catamarán Costa Litoral, mientras la presidenta Cristina Fernández se refería a la firma del contrato de ampliación de trabajos de señalizació

Cristina Fernández rubricó el contrato de la obra que demandará una inversión 112,5 millones de dólares durante los tres próximos y que se realizará a lo largo de 650 kilómetros. El acto fue en la Casa Rosada y en teleconferencia con el Puerto de Santa Fe, donde estaba el gobernador Hermes Binner con sus pares de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y de Chaco, Jorge Capitanich.

Miércoles 01.09.2010La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó la firma del contrato de dragado y señalización de más de 650 kilómetros de la Hidrovía Paraná-Paraguay, en el tramo Santa Fe-Confluencia, que demandará una inversión del Estado de 112,5 millones de dólares durante los tres próximos años y que permitirá aumentar la capacidad de tráfico de productos, principalmente agrícolas, minerales y combustibles.

‘Se trata de un contrato de 112,5 millones de dólares y, mientras duren las obras, el peaje será cero‘, dijo Cristina, para luego subrayar que ‘es una inversión de todos los argentinos para que se pueda transportar con mayor competitividad el grano argentino‘ y otros tipos de producto que circulan por la Hidrovía.

Durante el acto, desarrollado en el Salón de la Mujer, Cristina estuvo acompañada por los ministros de Planificación, Julio De Vido; de Economía, Amado Boudou; y del Interior, Florencio Randazzo.

En tanto los gobernadores Hermes Binner (Santa Fe), Jorge Capitanich (Chaco) y Sergio Urribarri (Entre Ríos), las provincias que se verán beneficiadas con las obras, se conectaron con la Presidenta a través de una teleconferencia mantenida desde el Puerto de Santa Fe, donde también estuvo presente el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi.

El acuerdo, que contempla la renegociación del contrato y cuestiones referidas a aspectos impositivos, fue firmado con la empresa Hidrovía SA integrada por la argentina Grupo Emepa; y la firma belga Jean De Nul.

La Presidenta afirmó que estas obras permitirán transportar sin inconvenientes la creciente producción agropecuaria del país, que en los próximos años trepará a 150 millones de toneladas, según las proyecciones que maneja el Ministerio de Agricultura de la Nación.

Cristina enfatizó que ‘los desastres que hemos vivido (en el pasado) en términos de gestión, de obras, de viviendas, tienen responsables‘ y que los emprendimientos que se llevaron adelante en los siete últimos años se pudieron hacer porque existe una ‘administración‘ eficiente.

En base al convenio firmado hoy, los trabajos de dragado y señalización se realizarán a lo largo de más de 650 kilómetros de la hidrovía Paraná-Paraguay (entre los kilómetros 584 y 1.238), y permitirán que la principal vía de exportación del país se pueda navegar durante las 24 horas los 365 días del año.

La Hidrovía es una mega obra de ingeniería que permite aumentar la capacidad de tráfico de productos, principalmente agrícolas (soja), minerales (hierro y manganeso) y combustibles, viabilizando el transporte de grandes cargas a través del sistema fluvial Paraguay-Paraná-Uruguay-Río de la Plata.

El incremento de profundidad proyectado entre Santa Fe y Puerto San Martín es de tres pies y desde allí hasta el océano Atlántico, dos pies.

Hidrovía Paraguay-Paraná

Los trabajos de dragado en la Hidrovía Paraguay-Paraná, para permitir un calado de buques de 28 pies a fines de 2011 y 32 pies posteriormente, garantizarán la viabilidad del proyecto de reconversión del puerto de Santa Fe, según indicó el gobierno provincial.

El plan, luego de los estudios previos, avanzará en septiembre con la convocatoria a manifestaciones de interés por parte de inversores nacionales y extranjeros, para participar en la formulación del proyecto ejecutivo, concesión de la construcción, mantenimiento y explotación.

El anteproyecto de reconversión, elaborado por la consultora Coinre, propone construir una nueva terminal de agrograneles sobre el río Paraná y adecuar una terminal de contenedores y carga general en el puerto actual.

Ambas iniciativas requieren los dragados en la Hidrovía para desarrollar el corredor fluvial del Paraguay y el Paraná y su vinculación al mar por los canales del Río de la Plata.

El gobierno santafesino destacó en ese sentido las tareas contratadas por la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación con el concesionario Hidrovía S.A., para profundizar el Río Paraná, de 27 a 30 pies en el tramo Santa Fe-San Martín, y 36 pies en el tramo que va desde San Martín hasta el océano.

También es inminente la concreción del dragado, apertura y mantenimiento de esta vía navegable en todo el tramo al norte de la ciudad de Santa Fe, para asegurar 12 pies de profundidad y 10 pies de calado efectivo hasta Asunción del Paraguay, y por el Paraná hasta Puerto Iguazú.

El puerto de Santa Fe es la última terminal portuaria de la Hidrovía Paraná-Paraguay apta para buques de ultramar, ya que a partir de este punto se produce un abrupto cambio en las profundidades navegables del corredor fluvial.

De Santa Fe hacia el norte, la Hidrovía está habilitada para trafico barcacero con una profundidad de 10 pies, por lo que ese puerto se configura como un nodo de transferencia de productos con destino oceánico. Hoy día existe, en dicho tramo, un tráfico permanente de 1.500 barcazas que transportan productos con origen y destino en Paraguay, Bolivia y el sur de Brasil, lo que significa el 90% del tráfico de ese trayecto de la Hidrovía, además de la producción cerealera y forestal del norte del país.

Un tren de barcazas compuesto de 25 unidades con capacidad de 1.500 toneladas cada uno (total 37.500 toneladas) equivale a 1.250 vagones ferroviarios y a 1.666 camiones semirremolques, precisó el gobierno de Santa Fe.

Para transportar un millón de toneladas de granos, agregó, se necesitan 27 convoyes de barcazas de 25 unidades, o 833 trenes de ferrocarril con 40 vagones, o 44.444 camiones de 22,5 toneladas cada uno.



Télam
 

En una reunión entre Capitanich y la Federación Argentina de Empresas del Autotransporte de Cargas, se avanzó también en el proyecto de un Centro de Logística Integral y la realización del Consejo Federal de Transporte en el Chaco.

 

El gobernador Jorge Capitanich recibió este martes a los representantes de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) y la Asociación de Transporte de Cargas de Resistencia para analizar temas fundamentales vinculados a implementación de políticas estructurales en materia de transporte. En el encuentro, el primer mandatario provincial fue invitado a participar del evento mundial del transporte IRU (International Road Transport Union) que se realizará en Buenos Aires 5, 6, 7 y 8 abril.

Acompañaron al gobernador, el vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff y el secretario de Transporte del Chaco, Marcelo López junto con los directivos de la Fadeeac y Asociación de Transporte de Cargas.

El presidente de la Fadeeac, Luis Morales confirmó la invitación formal al gobernador Capitanich a participar del evento mundial del transporte que reunirá en Buenos Aires a representantes de más de 100 países de los cinco continentes para tratar la situación del transporte en el mundo, las políticas generales del transporte y la seguridad vial . En este contexto remarco la disertación que en el evento realizara el secretario general de la OEA, junto a la presidenta del Banco Central de la Argentina, Mercedes Marco Del Pont.

En el encuentro se analizaron otros temas como ser el Proyecto del Centro Logístico presentado por la Cámara de Transporte de Resistencia para el ordenamiento de todo el sistema de transporte en el Chaco. Además se trato cuestiones vinculadas al proyecto de ley que permita beneficiar a los pequeños y medianos transportistas en el rubro de cereales que les posibiliten defender sus tarifas en torno al valor de cargas.

OPTIMIZAR EL SISTEMA DE TRANSPORTE DEL CHACO
El secretario de Transporte del Chaco, Marcelo López califico como “altamente positivo” el encuentro con las organizaciones que nuclean a los transportistas de cargas en el marco de las políticas que esta gestión busca implementar para optimizar la eficiencia del transporte de cargas en el Chaco.

En este sentido, manifestó el funcionario provincial, el gobernador expuso sobre las políticas a implementar para que todo el sistema de transporte ya sea terrestre, fluvial y ferroviario funcione de forma coordinada para bajar los costos y hacer mucho más competitiva la producción chaqueña.

También se ratifico el compromiso de trabajar junto a la Fadeeac para la elaboración de una nueva ley de transporte de manera tal que el Estado recupere las facultades para fijar políticas que permita un mejor sistema de transporte para el Chaco.

CONSEJO FEDERAL DEL TRANSPORTE
Augusto Encina titular de la Asociación de Transportistas de Cargas de Resistencia expuso que otros de los temas analizados fue la realización del Consejo Federal del Transporte que se realizará en el Chaco el próximo 7 de julio.

EL GOBIERNO DE DILMA ROUSSEFF PREPARA MEDIDAS E INVERSIONES

Entre las obras figura el dragado, la señalización y el balizamiento de la vía fluvial de Madeira, con una extensión de 1.115 Km.

 
 
El gigante del Sur proyecta darle un nuevo empujón a sus hidrovías. El Ministerio de Transportes brasileño se apresta a presentar un paquete de medidas para mejorar las condiciones de las principales autopistas “acuáticas”.
Un grupo de estudios compuesto por representantes de la cartera de Transportes, del Departamento Nacional de Infraestructura de Transportes (DNIT) y de la Agencia Nacional de Transportes Acuáticos (Antaq) fue establecido a fin de concretar un conjunto de acciones que deberán realizarse durante este año.
En el informe figuran las medidas de corto, medio y largo plazo que van a dirigir las inversiones en las hidrovías, un conjunto de obras por u$s 1.500 millones de presupuesto previsto en la segunda etapa del Programa de Aceleración del Crecimiento.
Si la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff y su ministra de Planeamiento, Miriam Belchior, dan el visto bueno, entre las obras que se esperan figura el dragado, la señalización y balizamiento de la hidrovía del Madeira, con una extensión de 1.115 Km. El costo previsto asciende a cerca de u$s 700.000. Concluida la tarea, la capacidad de tráfico de carga en el Madeira, que es de 8 millones de toneladas, podrá ascender a 20 millones.
También será dragado el río Amazonas, entre las ciudades de Itacoatiara y Manaus, donde avanzó la sedimentación. En algunos tramos del canal principal del Amazonas, los barcos se están viendo obligados a alijar una cantidad de carga para poder llegar hasta Manaus. El mismo problema será enfrentado en el São Francisco, entre los municipios de Pirapora y Juazeiro, tramo al norte de Bahia que siempre fue transitable, pero que ha perdido esa navegabilidad.
Otra obra de porte será realizada en la hidrovía del Tocantins, que ganará nuevo impulso a partir de abril con la entrada en operación comercial de la esclusa de Tucuruí, en Pará. El proyecto prevé que, en combinación con estas esclusas, se realicen obras de derrocamiento y construcción de otras esclusas en una región conocida como “Pedral do Lourenço”, entre Tucuruí y Marabá. Con ello, el tramo actual de 790 Km. de hidrovía - entre Tucuruí y la desembocadura del Tocantins, en Vila do Conde– ganará otros 400 Km. para la navegación.

De “patito feo” a cisne

La licitación para contratar la empresa encargada del derrocamiento debería estar lista para el mes próximo. Actualmente por el Tocantins se transporta cerca de un millón de tonelada de carga por año. Con la ampliación de la red, tendrá potencial para 70 millones de toneladas.
Para Alex Oliva, superintendente de navegación interior de Antaq, los proyectos señalan un cambio de postura del gobierno con relación al potencial logístico de los ríos. “La hidrovía siempre fue vista como el “patito feo” del transporte, pero hoy el gobierno percibió que tiene un bello cisne en las manos”, aseguró.
La expansión y mejoramiento de la hidrovía Paraná-Tietê, que tiene 2.400 Km. de vías navegables, es otra de las prioridades. El gobierno de São Paulo trabaja en la ampliación de la vía en su jurisdicción, pero el gobierno central quiere contratar en los próximos meses una consultoría para hacer estudios básicos que prevean la construcción de esclusas del lado de Paraná.
Brasil suma aproximadamente 44.000 Km. de ríos, de los cuales 29.000 Km. son naturalmente navegables, pero solo 13.000 son efectivamente utilizados económicamente. La mayor preocupación actual del gobierno no radica en ampliar esa extensión, aunque haya proyectos en carpeta para ello, sino en mejorar las condiciones de los tramos en uso.
Se estima que el mapa del sector hidroviario en Brasil, que realizará Antaq, va a mostrar que el año pasado los ríos de ese país transportaron 65 millones de toneladas de carga.
Aunque la principal utilización de las hidrovías corresponde al transporte de commodities, como granos, minerales e insumos, apenas un 5% de la cosecha de granos brasileños es transportada por ellas, en tanto 67% siguen por las carreteras.
Además de estos trabajos, están en construcción 47 puertos de pequeño porte. Veintiséis de ellos están ubicados en la Amazonia y deben estar terminados para fin del año próximo, con una inversión total de aproximadamente u$s 240 millones. Los demás, esparcidos en otras regiones del país, serán entregados antes de finales de 2014.
Jueves, 03 Marzo 2011 11:10

Industria naval, como la automotriz

Brasil-Argentina

Los dos socios del Mercosur analizan replicar con los barcos la integración productiva que tienen con los autos.

Industria naval, como la automotriz
Alessandro Teixeira, el número dos de Industria de Brasil.  / EMILIANO LASALVIA

 

Emiliano Galli
LA NACION

En el lenguaje "estratégico" que caracteriza cada discurso de un funcionario argentino o brasileño cuando se trate de temas vinculados al Mercosur, el secretario ejecutivo del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Alessandro Teixeira, dijo que la industria naval es uno de los clusters con más potencial para avanzar en programas de integración productiva y aseguró que la expectativa es lograr replicar el acuerdo establecido con la industria automotriz entre los dos países.

-Brasil tiene una necesidad de nuevos barcos muy fuerte a partir de su creciente comercio y su exploración y de los nuevos yacimientos de petróleo offshore, mientras que la Argentina quedó relegada con la desaparición de su marina mercante. ¿Hay posibilidad de pensar en una integración productiva naval, similar a la que existe en la industria automotriz?

-Sí, claro. El ex presidente Lula, en su última visita con el presidente de la Fiesp, planteó este tema para empezar a analizar. Hablamos con diferentes grupos de astilleros en Brasil para ver cómo podíamos lograr cierta complementación productiva, que pienso que es posible.

Lo que tenemos que lograr es una sociedad entre el Banco Nacional de Desarrollo Económico (Bndes) y un banco de la Argentina, junto con los sectores privados para que podamos desarrollar los sectores. Hace siete años la industria naval en Brasil no existía, tenemos que recordar esto. Pero como tenemos una fuerte demanda de Vale de Río Doce para el transporte del mineral de hierro, y de Petrobras para barcos de suministro y de transporte de hidrocarburos. Dependiendo entonces del tipo de barco que se necesite hay que trabajar en la producción y reactivar el polo naval argentino. Es una posibilidad concreta que los dos gobiernos ya hablaron y en el marco de la relación estratégica de largo plazo puede ser un nuevo sector a desarrollar entre los dos países.

-¿Puede pensarse en garantías por el lado del Bndes?

-Es una alternativa. Pero los privados tienen que empezar a hablar y ponerse de acuerdo. La demanda existe, y tienen que moverse.

Lo más leído

Patrocinadores

Auspiciantes