Instituto de Desarrollo Regional

Noticias

Puerto de Santa Fe

Hoy se conocerá el anteproyecto para la construcción de los accesos a las nuevas instalaciones portuarias. La financiación corre por cuenta de la Nación.

 

Esta mañana, en el Puerto de Santa Fe se anunciará el anteproyecto de construcción de los accesos a las nuevas instalaciones del mismo, que se financiarán con partidas presupuestarias nacionales, según el decreto Nº 1.801/2009 de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

 El anuncio será en la conferencia de prensa a desarrollarse a partir de las 11, en el edificio de la Administración del Puerto de Santa Fe, sito en la Cabecera de la Dársena 1.

 Participarán del acto, el presidente del Ente Administrador del Puerto, Marcelo Vorobiof; el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti; el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio; el subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación, Ricardo Luján; el intendente de la ciudad de Santa Fe, Mario Barletta; entre otros funcionarios nacionales, provinciales y municipales.

Hace casi un año, las autoridades portuarias locales convocaban a un encuentro a los fines de definir la obra de Acceso Vial al Nuevo Puerto de Santa Fe para elevar una propuesta al Ejecutivo nacional. Este paso formaba parte del acuerdo por el cual el Gobierno Nacional se comprometió a enviar una partida de 57 millones de pesos (según decreto Nº 1.801 / 2009).

En ese momento –a fines de abril de 2010–, los presentes decidieron conformar un equipo de trabajo que defina en el menor plazo posible la obra específica a proponer, con todos los estudios que a nivel de ante proyecto ya dispone el Ente Portuario, y la compatibilidad de ésta con los proyectos del Puente Santa Fe–Santo Tomé; Santa Fe–Paraná y el Parque de la Constitución. Hoy se conocerá el resultado de este año de trabajo y el anteproyecto elaborado.

En 2015

El titular del Ente Administrador del Puerto de Santa Fe, Marcelo Vorobiof, estimó meses atrás que para 2015, la región comenzará a disfrutar los beneficios de una nueva Terminal. De este modo, el funcionario realizó algunas predicciones, teniendo en cuenta el ritmo del avance del cronograma de trabajo.


Consultado sobre si hay entendimiento político desde la Nación sobre lo que significa la relocalización del Puerto de Santa Fe, el titular del ente portuario de Santa Fe opinó: “Nosotros entendemos que la Nación tiene una mirada positiva y puso a disposición una partida presupuestaria para este proyecto. Es cierto que si tenemos una mejor infraestructura vial en la región vamos a favorecer al Nuevo Puerto”.
En este sentido, Marcelo Vorobiof subrayó que “el Puente Santa Fe-Paraná está en un proceso de análisis entre ambas provincias para ponerse de acuerdo en la traza”.

“Se necesitan cambios de fondo en los entes portuarios provinciales”
El Instituto de Desarrollo Regional (IDR) presentó ayer a la prensa el V Encuentro Argentino de Transporte Fluvial, que se realizará el próximo lunes 18 de abril en la Bolsa de Comercio de Rosario y que convocará como desde hace 5 años a las máximas autoridades políticas y económicas vinculadas al negocio logístico.

“El encuentro se convirtió en la principal reunión de los actores vinculados al transporte fluvial, con amplia representatividad de las esferas pública y privada, para debatir sus problemáticas y consensuar una agenda común de temas estratégicos”, dijo Juan Venesia, presidente del IDR, quien contó que ya hay más de 150 inscriptos. “Hay que profundizar el cambio de matriz de transporte del país con miras a que el transporte fluvial crezca por 3 en los próximos 10años y tender hacia al multimodalismo y no a la centralización en el transporte fluvial, como pasa ahora que el 70% de la cosecha de granos argentina se traslada por camión”, agregó Venesia.

Para la apertura del encuentro están confirmados los gobernadores de Santa Fe, Hermes Binner, de Chaco, Jorge Capitanich, de Entre Ríos, Sergio Uribarri; el subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Ricardo Luján, y el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz. Para el cierre se espera la llegada de importantes funcionarios nacionales.

Y la visión de los actores privados tendrá su espacio con la participación en diversos paneles de disertantes de la industria naviera (Federación de la Industria Naval, y la Cámara Santafesina de la Industria Naval) empresas armadoras y transportistas (Maruba, Vessel), puertos (Cámara de Puertos Privados y Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas), y usuarios (Bolsa de Comercio de Rosario, Comisión de Usuarios de la Hidrovía y Cámara de Comercio Exterior) y sindicatos vinculados.

“Un gran cambio con el Encuentro del año pasado fue que se avanzó en el dragado del Paraná desde Santa Fe hacia el norte y ahora que buscar como las economías regionales puedan aprovecharlo al máximo para ganar competitividad”, dijo Venesia

En ese sentido, los temas que aparecen en la agenda del sector privado como prioritario son financiamiento oficial (para la industria naval), menores regulaciones para el desarrollo de las líneas de bandera argentina (para armadores), obras complementarias en la hidrovía como radas y zonas de maniobra (transportistas y prácticos), infraestructura y mejoras en accesos (puertos) y mayor eficiencia administrativa como descentralización de la Aduana (usuarios del comercio exterior). Algunos temas son reclamos puntuales hacia el gobierno, mientras que en otros hay debates entre privados: por ejemplo cuánto le conviene a los usuarios (por ejemplo exportadores de granos) que haya más líneas de bandera argentina si eso se traduce en aumentos de costos.

“Hay un consenso sobre la necesidad de una política estratégica para el desarrollo del transporte fluvial y ya no se discute la necesidad de la injerencia pública. Pero ahora hay que avanzar de apoco en instalar la idea de que se necesita una Ministerio de Transporte”, dijo Venesia. “Queremos producir más de 100 millones de toneladas de granos, pero cómo vamos a exportarlos si no hay un plan de desarrollo logístico que lo acompañe”, quien insistió con el reclamo de que “traer a Rosario todos los organismos nacionales vinculados a la hidrovía”.

Un capitulo interesante será el panel donde los funcionarios de Luján explicaran los principales lineamientos de la política pública nacional para el transporte fluvial. También habrá un panel donde los representantes de los entes portuarios de Rosario, Santa Fe, Barranqueras y Entre Ríos, quienes brindarán su visión acerca de los desafíos de los puertos públicos del litoral.

En ese sentido, Venesia, quien fue presidente del Enapro, puso un tema sobre la mesa que, si bien reconoció todavía no está en la agenda de los funcionarios, estima que es una discusión que debe darse: cambios de fondo en la organización de los entes administradores de los puertos públicos, como el de Rosario y el de Santa Fe.

“Se necesita una nueva legislación que le brinde más capacidad a los entes administradores porque hay serias limitaciones en los gobiernos de los entes. Hay que hacer un balance y ver para qué sirvieron los entes descentralizados y qué objetivos no lograron concretar”, dijo.

Según Venesia, “se necesitan cambios de fondos en la normativa nacional que dio origen en los 90 a los entes que se quedaron con la administración de los puertos públicos cuando desde el gobierno nacional se descentralizaron los puertos”. Puntualmente, apuntó en que “se convirtieron en meros entes de control de concesiones sin capacidad política y financiera de gestión para el desarrollo portuario”. Para Venesia, “además de cambios normativos hay que darle más presupuesto a los entes para que puedan encarar políticas públicas y dejar de ser entes administradores de concesión sin capacidad de planificación”.

Venesia apunta, por ejemplo, a la falta de capacidad financiera y normativa del ente administrador de Villa Constitución para hacer las obras de calado para los accesos, o la dependencia de los entes de Rosario y Santa Fe de los fondos del gobierno nacional para las obras de importancia como ampliaciones y mudanzas. “Se necesita más institucionalidad y más poder real en los entes”, completó.
Martes, 29 Marzo 2011 15:56

Maruba incorporó dos petroleros

Omar Suárez dijo que es un paso más para lograr la soberanía en el transporte y los servicios; aprovechar la crisis

Maruba incorporó dos petroleros 

 

Florencia Carbone
LA NACION

"Hoy es un día de celebración. Estamos volviendo a escribir juntos la historia de nuestra Marina Mercante."

Omar Suárez, secretario general del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y director de Maruba desde octubre último, estaba exultante. Durante la presentación de los dos primeros barcos que adquirió el armador nacional que tras una serie de complicaciones financieras incorporó a los gremios como socios, dijo que es "un mandato moral e ineludible propender a nuestra soberanía de transporte y de servicios".

Los buques tanque Neva Star y Tosna Star (que serán renominados Chubut y Neuquén, respectivamente), llegaron a Buenos Aires hace una semana. En el salón de preembarque de la Terminal de Buquebús se montó el escenario en el que estuvieron autoridades de la compañía (Samuel Rodríguez y su hijo Gustavo; Marcelo Sileoni, y Suárez); el dueño de casa, Juan Carlos López Mena; autoridades nacionales; el jefe de la CGT, Hugo Moyano; el secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, Omar Viviani; y los líderes de la Fempinra, Cayo Ayala y Juan Carlos Schmid.

"Somos trabajadores, no somos sabios, pero tampoco somos tontos. Podemos leer perfectamente lo que está aconteciendo en estos tiempos", dijo Suárez antes de asegurar que el país cuenta con todos los medios y "una coyuntura mundial que no podría ser mejor para adquirir buques en condiciones favorables y armar nuevamente nuestra flota naviera de bandera nacional".

Anunció que los buques incorporados por Maruba son los primeros petroleros de un total inicial de cuatro, y que luego llegarán otros buques para graneles secos. "Son naves ideales para nuestros cereales y fueron obtenidas en términos y condiciones razonables."

La Nacion preguntó cuánto costaron los dos petroleros y en qué condiciones se hizo la operación. Sonriendo, el sindicalista respondió: "¿Por qué quieren saber eso? Ya les diremos cuánto salieron.

-¿Cómo se financiaron? ¿Hay participación del Estado?

-Al Estado no le cuesta un solo peso. Hubo financiamiento de bancos alemanes y de astilleros chinos.

Durante su discurso, agradeció de modo especial al Gobierno -"tuvo que ser el primer gobierno peronista quien comenzó con la independencia comercial, que implica tener una marina mercante propia. Nos enorgullece en forma extrema, que sea también el actual gobierno peronista, quien haya creado las condiciones que nos permitan a todos los trabajadores recrear a partir de hoy nuestra flota de bandera"- y adviritó: "Así como ningún pueblo puede tomar a la ligera su autoabastecimiento de energía y alimentos, tampoco puede tomar a la ligera el transporte y la distribución de esa energía y esos alimentos".

Suárez explicó que para realizar esa tarea soberana están hoy, de pie, los trabajadores, "para apuntalar este modelo económico del cual somos parte y custodios".

"No podemos permitirnos enajenar materias primas muy valiosas y requeridas por todo el mundo sobre buques de otros países que alimentan industrias de otros países y crean puestos de trabajo en otros países. No podemos hacerlo si antes no tenemos asegurado nuestro propio trabajo nacional", dijo.

Tras asegurar que la logística y el transporte son "puro valor agregado", sostuvo que lo que está ocurriendo en la Argentina optimizará el mapa de transporte para el país y sus aliados regionales. "Contaremos con medios propios para garantizar nuestro intercambio a precios competitivos", concluyó.

Miércoles, 23 Marzo 2011 11:36

Una inauguración con múltiples mensajes

Terminal de cruceros

 La Presidenta encabezó un acto en el que se colaron las elecciones y confirmó futuras inversiones en el puerto

 
Una inauguración con múltiples mensajes
Con los empresarios y funcionarios, la Presidenta recorrió la terminal.

Florencia Carbone
LA NACION

La inauguración de la nueva terminal de cruceros sirvió como excusa para enviar múltiples mensajes.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aprovechó el acto que se hizo la semana última para dirigirse al público interno y externo, a los gremialistas, a la oposición y a los empresarios.

"Estamos inaugurando la terminal de cruceros más importante de América del Sur, es un regalo que nos hacemos todos los argentinos con una inversión importante", arrancó. De inmediato agregó: "Estos números desmitifican esas cosas que se dicen que no hay inversión extranjera".

Dubai Port World (DP), concesionaria de la terminal hasta octubre de 2019, invirtió 90 millones de pesos en la obra que incluyó la reconstrucción total del edificio que tiene ahora una superficie de 12.300 metros cuadrados (se aumentaron las prestaciones y la capacidad de 120.000 pasajeros por temporada a más de 600.000) y la ampliación de muelles (se amplió el tercer espigón para poder recibir dos buques con esloras mayores a 300 metros, simultáneamente).

El nuevo edificio consta de dos plantas y una sala de espera con capacidad para 2000 personas. Además, se construyeron dos sectores de check-in independientes con un total de 100 puestos de trabajo, y un depósito para equipajes con capacidad para más de 12.000 valijas. En la primera planta se ubicaron las oficinas de Interpol, Aduana, Migraciones (con 20 puestos), Administración General de Puertos, Senasa y 70 mostradores de chequeo y el preembarque.

Amenizado por los bombos de los diferentes gremios que siguieron el acto desde atrás de una valla, con carteles, gorros y chalecos que identificaban a las diferentes agrupaciones, los líderes sindicales fueron ubicados en la primera fila: Hugo Moyano (fue el último en llegar, sobre la hora), Julio Piumato, Enrique Omar Suárez (Sindicato Obreros Marítimos Unidos), Oscar Schmid (Dragado y Balizamiento) y Cayo Ayala (Federación Marítimo Portuaria y de la Industria Naval), entre otros. Más atrás se ubicó Juan Corvalán (Sindicato Unidos Portuarios Argentinos).

El palco, encabezado por la Presidenta fue casi una reunión de gabinete. Estuvieron presentes cinco ministros: Julio De Vido (Planificación), Enrique Meyer (Turismo), Arturo Puricelli (Defensa), y los precandidatos a jefe de gobierno porteño Carlos Tomada (Trabajo) y Amado Boudou (Economía) quienes hicieron acuse de recibo del guiño irónico de la mandataria.

"Es muy importante atender bien a los turistas que vienen para que vuelvan, y para que además les cuenten a otros lo linda que está Buenos Aires... y lo linda que la podemos hacer todavía", dijo sonriendo.

Destacó que la obra supone la creación de 300 puestos de trabajo permanentes y constituye un "impulso muy importante para el turismo en Buenos Aires", ya que se estima que, sólo por los cruceros se incrementarán los ingresos de la ciudad en unos cien millones de dólares por año.

"Cada pasajero de crucero genera siete puestos de trabajo en la Argentina, y además es un pasajero que gasta por encima la media, casi el triple que un turista promedio", aseguró la Presidenta.

En la temporada 2010-2011, la Capital recibirá 135 buques blancos con más de 365.000 turistas, lo que representará, en cifra de visitantes, un nuevo récord para la ciudad.

En el escenario también se ubicaron el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi; el interventor en la AGP, Oscar Vecslir; y los representantes de la empresa: el sultán Bin Sulayem, presidente del directorio de DP World, Matthew Leech, presidente de América, y Gustavo Figuerola, gerente general de Terminales Río de la Plata (TRP).

La Presidenta anunció además que los inversores árabes destinarán 300 millones de dólares para la ampliación del puerto de Buenos Aires, en la operación con contenedores, lo que, según dijo, además de demostrar que la inversión extranjera sigue creciendo y que "hay confianza en el país", "lo convertirá en el más importante de Sudamérica".

Mirando a los representantes de la empresa, dijo: "De nuestra parte, las garantías de que las condiciones macroeconómicas de este modelo se van a seguir manteniendo y vamos a seguir en este camino".

Al ser consultado por LA NACION, el presidente para América de DP World, comentó: "Para tener el mejor puerto de América del Sur es necesario hacer inversiones. Eso es lo que planteamos y el Gobierno, que es pragmático, lo entendió bien".

Luego habló sobre otras obras "muy importantes" que el grupo llevó adelante en la región -como las realizadas en el puerto peruano del Callao, con una inversión que rondó los 500 millones de dólares- y destacó la confianza en la Argentina. "Conocemos los sube y baja de aquí pero lo importante es mirar el largo plazo. Confiamos en el país", aseguró.

DP World, operador de las terminales 1, 2 y 3 en Puerto Nuevo como TRP, es uno de los principales gerenciadores de terminales portuarias en el mundo, con 45 terminales de contenedores en 29 países (su capacidad de operación excede los 50 millones de TEU).

90
TRP invirtió $ 90 millones en la nueva terminal y la ampliación del tercer espigón.

12.300
Son los m2 del nuevo edificio que tiene ahora capacidad para atender a 600.000 pasajeros por temporada.

12.000
Valijas pueden almacenarse en el nuevo depósito.

El viejo edificio fue desmantelado; la nueva terminal Benito Quinquela Martín tiene una sala de espera con capacidad para 2000 pasajeros y depósito para 12.000 valijas

 Los gobernadores Binner, Capitanich y Urribarri, junto a Schiavi y Luján, durante el acto realizado en el catamarán Costa Litoral, mientras la presidenta Cristina Fernández se refería a la firma del contrato de ampliación de trabajos de señalizació

Cristina Fernández rubricó el contrato de la obra que demandará una inversión 112,5 millones de dólares durante los tres próximos y que se realizará a lo largo de 650 kilómetros. El acto fue en la Casa Rosada y en teleconferencia con el Puerto de Santa Fe, donde estaba el gobernador Hermes Binner con sus pares de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y de Chaco, Jorge Capitanich.

Miércoles 01.09.2010La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó la firma del contrato de dragado y señalización de más de 650 kilómetros de la Hidrovía Paraná-Paraguay, en el tramo Santa Fe-Confluencia, que demandará una inversión del Estado de 112,5 millones de dólares durante los tres próximos años y que permitirá aumentar la capacidad de tráfico de productos, principalmente agrícolas, minerales y combustibles.

‘Se trata de un contrato de 112,5 millones de dólares y, mientras duren las obras, el peaje será cero‘, dijo Cristina, para luego subrayar que ‘es una inversión de todos los argentinos para que se pueda transportar con mayor competitividad el grano argentino‘ y otros tipos de producto que circulan por la Hidrovía.

Durante el acto, desarrollado en el Salón de la Mujer, Cristina estuvo acompañada por los ministros de Planificación, Julio De Vido; de Economía, Amado Boudou; y del Interior, Florencio Randazzo.

En tanto los gobernadores Hermes Binner (Santa Fe), Jorge Capitanich (Chaco) y Sergio Urribarri (Entre Ríos), las provincias que se verán beneficiadas con las obras, se conectaron con la Presidenta a través de una teleconferencia mantenida desde el Puerto de Santa Fe, donde también estuvo presente el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi.

El acuerdo, que contempla la renegociación del contrato y cuestiones referidas a aspectos impositivos, fue firmado con la empresa Hidrovía SA integrada por la argentina Grupo Emepa; y la firma belga Jean De Nul.

La Presidenta afirmó que estas obras permitirán transportar sin inconvenientes la creciente producción agropecuaria del país, que en los próximos años trepará a 150 millones de toneladas, según las proyecciones que maneja el Ministerio de Agricultura de la Nación.

Cristina enfatizó que ‘los desastres que hemos vivido (en el pasado) en términos de gestión, de obras, de viviendas, tienen responsables‘ y que los emprendimientos que se llevaron adelante en los siete últimos años se pudieron hacer porque existe una ‘administración‘ eficiente.

En base al convenio firmado hoy, los trabajos de dragado y señalización se realizarán a lo largo de más de 650 kilómetros de la hidrovía Paraná-Paraguay (entre los kilómetros 584 y 1.238), y permitirán que la principal vía de exportación del país se pueda navegar durante las 24 horas los 365 días del año.

La Hidrovía es una mega obra de ingeniería que permite aumentar la capacidad de tráfico de productos, principalmente agrícolas (soja), minerales (hierro y manganeso) y combustibles, viabilizando el transporte de grandes cargas a través del sistema fluvial Paraguay-Paraná-Uruguay-Río de la Plata.

El incremento de profundidad proyectado entre Santa Fe y Puerto San Martín es de tres pies y desde allí hasta el océano Atlántico, dos pies.

Hidrovía Paraguay-Paraná

Los trabajos de dragado en la Hidrovía Paraguay-Paraná, para permitir un calado de buques de 28 pies a fines de 2011 y 32 pies posteriormente, garantizarán la viabilidad del proyecto de reconversión del puerto de Santa Fe, según indicó el gobierno provincial.

El plan, luego de los estudios previos, avanzará en septiembre con la convocatoria a manifestaciones de interés por parte de inversores nacionales y extranjeros, para participar en la formulación del proyecto ejecutivo, concesión de la construcción, mantenimiento y explotación.

El anteproyecto de reconversión, elaborado por la consultora Coinre, propone construir una nueva terminal de agrograneles sobre el río Paraná y adecuar una terminal de contenedores y carga general en el puerto actual.

Ambas iniciativas requieren los dragados en la Hidrovía para desarrollar el corredor fluvial del Paraguay y el Paraná y su vinculación al mar por los canales del Río de la Plata.

El gobierno santafesino destacó en ese sentido las tareas contratadas por la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación con el concesionario Hidrovía S.A., para profundizar el Río Paraná, de 27 a 30 pies en el tramo Santa Fe-San Martín, y 36 pies en el tramo que va desde San Martín hasta el océano.

También es inminente la concreción del dragado, apertura y mantenimiento de esta vía navegable en todo el tramo al norte de la ciudad de Santa Fe, para asegurar 12 pies de profundidad y 10 pies de calado efectivo hasta Asunción del Paraguay, y por el Paraná hasta Puerto Iguazú.

El puerto de Santa Fe es la última terminal portuaria de la Hidrovía Paraná-Paraguay apta para buques de ultramar, ya que a partir de este punto se produce un abrupto cambio en las profundidades navegables del corredor fluvial.

De Santa Fe hacia el norte, la Hidrovía está habilitada para trafico barcacero con una profundidad de 10 pies, por lo que ese puerto se configura como un nodo de transferencia de productos con destino oceánico. Hoy día existe, en dicho tramo, un tráfico permanente de 1.500 barcazas que transportan productos con origen y destino en Paraguay, Bolivia y el sur de Brasil, lo que significa el 90% del tráfico de ese trayecto de la Hidrovía, además de la producción cerealera y forestal del norte del país.

Un tren de barcazas compuesto de 25 unidades con capacidad de 1.500 toneladas cada uno (total 37.500 toneladas) equivale a 1.250 vagones ferroviarios y a 1.666 camiones semirremolques, precisó el gobierno de Santa Fe.

Para transportar un millón de toneladas de granos, agregó, se necesitan 27 convoyes de barcazas de 25 unidades, o 833 trenes de ferrocarril con 40 vagones, o 44.444 camiones de 22,5 toneladas cada uno.



Télam

Lo más leído

Patrocinadores

Auspiciantes